Jul 092007
 

Buenas,

antes de entrar en materia diferenciaremos entre retrato y la mera inclusión de personas en las fotografías. El primero es aquel en que la persona o personas son el único motivo importante en la imagen y el objeto de la misma. Hay quien considera también retrato simplemente cuando se incluyen personas en las fotografías, especialmente si están “mirando a la cámara”. Como por ejemplo, la típica foto de recuerdo junto a un monumento o lugar turístico. Personalmente, veo más estas segundas como de “reportaje o crónica” y hoy nos centraremos en las primeras.

La finalidad última del retrato citando de nuevo a la Wikipedia es “mostrar las cualidades físicas o morales de las personas que aparecen en las imágenes fotográficas“. Nosotros de momento nos conformaremos con mostrar las cualidades físicas dado los objetivos y características del curso.

Siento no haber dispuesto de un modelo mejor, pero es el que había. 😉

Según vayamos a incluir a la persona completa o partes de su anatomía diferenciaremos el retrato en “planos”, que iremos explicando.

En cuanto al encuadre, en fotografía “pre-digital” era mucho más frecuente el utilizar la posición vertical de la cámara para el retrato de personas. De hecho, le daba nombre al formato (retrato) mientras que el “apaisado” era más utilizado para el paisaje como su nombre también indica. Así, cuando veíamos un “fajo” de fotos impresas, era frecuente el ir cambiando la orientación de las mismas según el fotógrafo hubiese posicionado su cámara a la hora de encuadrar.

Con la llegada de la fotografía digital, hemos pasado a ver la mayor parte de las veces las fotografías en la pantalla del ordenador. Esta tiene formato apaisado, por lo que se adapta mejor a las fotografías realizadas en el mismo formato. Las fotos en formato retrato o vertical, para ser visualizadas completas en la pantalla, han de reducirse más despreciando el espacio por los lados en la pantalla del ordenador. Esto ha provocado una tendencia a que muchos fotógrafos realicen sus trabajos usando en la mayoría de las ocasiones el formato apaisado para motivos que anteriormente lo hubiesen hecho en vertical.
Nosotros vamos a tener en cuenta los dos. Sin olvidar que aunque sea una opción menos extendida que antes, muchas de las fotos digitales también terminan en papel.


Formatos retrato y apaisado

El método para el retrato

Dado que lo que más nos importa es la persona en sí, trataremos de aislarla del fondo en lo posible. Para ello recurriremos a dos métodos. Primero, buscaremos fondos que no distraigan y sobre todo que no tengan elementos que llamen demasiado la atención o al menos que no quiten protagonismo al modelo. Cuanto más uniformes mejor. Segundo, procuraremos utilizar diafragmas lo más abiertos posible para ayudar a que el fondo salga lo más difuminado posible. Y también nos ayudaremos para ello del uso del teleobjetivo.
El teleobjetivo en sí cumple una doble misión. No solo tiene una profundidad de campo menor con lo que es más fácil que el fondo salga desenfocado, sino que además da una imagen sin distorsiones y plana frente a las deformaciones que se obtienen con un angular cuando enfocamos desde muy cerca.
Por ello, frente a la tendencia entre principiantes de usar objetivos angulares y acercarse al sujeto, optaremos por teleobjetivos no muy largos y alejarnos del mismo si queremos que salga completo en la imagen.
Para incrementar aún más el efecto de desenfoque del fondo, lo separaremos el máximo posible del sujeto. Es decir, procuraremos utilizar fondos lejanos, distanciados del modelo.

El trípode también ayuda mucho. Con un teleobjetivo corremos más riesgo de que la foto nos salga movida si no disparamos a una velocidad mínima. Pero además, una vez conseguido un primer encuadre, nos resultará más fácil hacerle pequeñas modificaciones sin alejarnos del inicial.

Por último destacaremos la importancia del enfoque en el retrato. Para no conseguir efectos indeseados, éste ha de realizarse en los ojos de la persona. El uso del teleobjetivo y del diafragma abierto hace que la zona enfocada sea restringida. Por lo que el método a seguir pasaría por realizar un primer encuadre hasta que estemos satisfechos con él. Entonces, giramos la cámara para enfocar a los ojos y retenemos el enfoque sin levantar el dedo del disparador. Finalmente volvemos al encuadre original y disparamos.

Plano completo o general

Como su nombre indica es el que incluye el cuerpo de la persona completo. No tiene porqué estar de pié, la persona podría estar sentada o incluso tumbada, pero suele ser lo más habitual. Si utilizásemos un formato apaisado, quedaría mucho espacio no ocupado por la persona. Y en fotografía, en general, debemos optar a que el motivo de la misma ocupe o “rellene” al máximo la imagen.
Deberemos prestar atención pues especialmente a que la persona no quede “cortada” por ningún lado, especialmente la cabeza. Y dentro de que rellene el máximo de foto posible, que no sea excesivamente ajustada a los bordes de la misma. En este ejemplo al superior y al inferior.

Aún con este formato, el espacio no ocupado por la persona en la foto es grande. Hemos recurrido para minimizarlo a centrarlo en la misma. Pero podemos realizar otras tomas usando elementos como “relleno”. Por ejemplo la columna que da colorido a la foto sin quitar protagonismo al modelo, e incluso la postura de la persona que mediante inclinaciones o la posición del brazo cubre buena parte de la imagen que antes quedaba decorada con el fondo.

Plano tres cuartos (3/4) o americano

Lo de “americano” le viene de que se comenzó a utilizar en las películas del oeste idem para presentar a los “vaqueros” de forma que se les viese desde el sombrero hasta justo debajo de las pistolas. La idea es acercarse más al sujeto. Como eso nos implica “cortarle” lo habremos de hacer de forma que no parezca que le hemos mutilado. Y un buen sitio para cortar es por encima de las rodillas.

Al igual que antes, realizamos ejemplos con la figura humana centrada y combinando con la columna y la posición.

Plano medio

La toma se corta por encima de la cintura. Aquí hay quienes diferencian entre plano medio y plano medio corto según se corte más arriba o menos. Nosotros nos conformamos con esto. smile3
Procuraremos eso sí evitar los cortes desagradables, en este caso de brazos y hombros. Eludiendo la posible mutilación de manos o cortes a la altura de los codos. En este caso siempre es preferible, si hay que hacerlo, que sea por encima.

Primer plano

Aquí también diferencian algunos entre primer y primerísimo plano. No obstante, dados los objetivos de nuestro curso, no quedaremos con la primera acepción y recogeremos en la imagen la cabeza y parte de los hombros. El corte principal en este ejemplo se ha dado a la altura del pecho, con los hombros al completo y los brazos cortados por encima de los codos.
En cuanto al reparto de la imagen, la primera opción es centrar la figura humana y repartir el fondo restante a los lados. Nótese que nos hemos desplazado lo suficiente para que este fondo sea uniforme y sin elementos que distraigan.

La segunda, evidentemente, poner la cabeza del sujeto a uno de los lados. Aquí nos hemos permitido el cortar uno de los hombros, pero mediante un corte “limpio”. Es decir sin que se aprecie parte alguna de éste.

Pero cuidado, hay una regla llamada “de la mirada” que nos recuerda que el “aire”, o sea el espacio vacío en el que se ve el fondo, debe encontrarse en la dirección en que mira el sujeto. De lo contrario nos encontramos con este desagradable efecto.

Cuidado con el error típico

Es muy frecuente obtener imágenes como estas. La principal causa suele ser por desconocimiento de principiante. La zona de enfoque en el visor está situada en la zona central. La mayoría de la gente se fija en la cara del sujeto, enfoca y dispara. También puede ser como en este caso que nos olvidemos del último paso en el método recomendado al principio, es decir, re-encuadrar la foto después de enfocar.

Casos como este dejan demasiado espacio por encima del motivo central (el sujeto) que no aporta nada y descoloca al mismo dentro de la misma.

Saludos,
Colegota

[Todas las fotos de la sesión]
[Ver día anterior] [Ir al Índice del curso] [Ver día siguiente]

  3 Respuesta a “Fotografía para niños. 7.- El retrato”

  1. Muy buen material para niños y muy bien dirigido. Me ha servido para unas clases de introducción. Gracias por compartirlo.

  2. […] 5.- Composición III. Horizontes.- 6.- Mis amigos el trípode, el obturador y el diafragma.- 7.- El retrato.- 8.- Haciendo turismo I. Grandes exteriores.- 9.- Haciendo turismo II. Fuera y dentro… pero […]

 Deja Un Despiste

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(necesario)

(necesario)